¿Qué es el ciclo económico?

En este artículo vamos a ver que es ciclo económico así como las fases de las que se compone, y la duración de estos ciclos. ¡Vamos con ello!

Los ciclos económicos son las variaciones de la oferta y demanda del mercado que se reflejan en alzadas y bajadas y se repiten con una cierta periodicidad.

Fases del ciclo económico

A continuación vamos a ver las 4 fases por las que pasa la economía:

Fases por las que pasan todas las economías

Fases por las que pasan todas las economías

1

Fase de auge

La fase de auge se produce gracias a que la autoridad monetaria fija inicialmente tipos de interés bajos, por lo que se genera un fuerte incentivo en la demanda de crédito con el objetivo de “animar a la inversión”, haciendo que muchos proyectos de inversión que no hubieran sido rentables, sean rentables.

En la fase de auge económico se produce un notable aumento del endeudamiento a corto plazo con el objetivo de financiar aquellas inversiones o proyectos a largo plazo. De manera pausada, el banco central va incrementando las subidas de tipos de interés sin que ello represente un problema para el acceso al crédito.

En las etapas de auge económico, la autoridad monetaria ha bajado tanto los tipos de interés que los diferenciales entre rentabilidad a largo plazo e intereses a corto plazo son elevados y de ahí nace el incentivo a demandar crédito.

En otras palabras, a las empresas les sale rentable hablar con el banco y coger un crédito porque los tipos de interés están muy bajos, y la rentabilidad de la inversión es superior a la del crédito.

2

Fase de estancamiento

Sin embargo, en el ciclo económico llega el momento en el que cada vez las inversiones atractivas son menores y por lo tanto la rentabilidad por inversión decrece. Al mismo tiempo los tipos de interés a corto plazo se incrementan notablemente a medida que la economía alcanza niveles de sobrecalentamiento.

El Banco Central ha estado subiendo de forma constante los tipos de interés con el objetivo de poner freno al ascenso del nivel de los precios para que no perjudique en el poder adquisitivo de los agentes económicos ni en la rentabilidad real de las inversiones.

Debido a que los tipos de interés a corto plazo incrementan y la rentabilidad marginal de las inversiones decrece, queda estrangulado el margen de intereses de la banca por lo que se empieza a producir la restricción del crédito y la economía comienza un período de estancamiento.

En la fase de estancamiento se muestran las mayores cuotas de apalancamiento durante el ciclo económico y, dado el aumento de tipos de interés, se empiezan a generar algunas dificultades para poder refinanciar la deuda, por lo que se inician los primeros problemas de liquidez.

La fase de estancamiento consiste en un equilibrio entre los tipos de interés a corto plazo y la rentabilidad marginal a largo plazo.

3

Fase de recesión

En términos técnicos, la recesión se define como una caída del producto interior bruto durante dos trimestres consecutivos. En la fase de recesión los problemas de liquidez son notorios y aparecen los problemas de solvencia que dan lugar a las quiebras de empresas.

Las empresas con balances muy poco rentables ven cómo su actividad económica se contrae y no pueden hacer frente en a sus obligaciones, con lo que se empiezan a deteriorar sus cuentas de resultados por el descenso de ingresos. Ante este bajón de ventas, se inician los despidos y el nivel de desempleo empieza a aumentar.

En pleno desarrollo de la recesión los problemas de solvencia se convierten en o bien en quiebras o bien en reestructuración de la empresa tanto a nivel de plantilla como en la orientación de su modelo de negocio.

El objetivo de las empresas en la fase de recesión es liquidar los activos a mayor largo plazo y con una rentabilidad marginal menor para reducir su nivel de apalancamiento.

Desaparecen de esta manera las empresas más ineficientes que no son capaces de obtener suficientes beneficios y se quedan las compañías más competitivas.

4

Fase de recuperación

Por último tenemos la fase de recuperación. En esta fase los procesos de reestructuración de las empresas se llevan mayoritariamente a cabo, reduciendo los niveles de apalancamiento, por lo que el tejido empresarial se saneado, permite buscar nuevas oportunidades de negocio.

Al comienzo de la fase de recuperación los niveles de desempleo alcanzan niveles máximos. Sin embargo, a medida que se van desarrollando lentamente nuevos negocios, los niveles de desempleo consiguen cambiar la inercia y descender, lo que lleva a una mejora de los niveles de consumo.

En la fase de recuperación, el banco central mantiene los tipos de interés muy bajos ya que no existe ningún tipo de presión inflacionista. El objetivo de la fase de recuperación es que se genere la demanda de crédito para financiar nuevas inversiones y entrar nuevamente en la etapa de auge.

Para generar este incentivo de demanda de crédito tienden a aparecer los tipos de intereses reales negativos, lo que implica que si al tipo de interés nominal le descontamos los niveles de inflación, los agentes económicos pueden endeudarse a tipos de intereses negativos.

¿Cómo saber la fase del ciclo en que nos encontramos?

Los ciclos económicos se miden principalmente en determinados períodos, normalmente hablaríamos de meses o años.

No es muy complicado saber la fase del ciclo económico en que estamos, pero sí es muy complicado saber cuándo va a terminar una fase y comenzar la siguiente, así como cuánto durará la siguiente.

Una de las principales formas de medición de un ciclo económico es con ayuda del PIB.

Básicamente, si el PIB sube, estaríamos en una situación expansiva y de creación de riqueza. Si el PIB baja, estamos en una situación de recesión y pérdida de riqueza.

Otra pista clara para conocer en qué situación estamos dentro de un ciclo económico es analizar el factor empleo.

Dependiendo de la tasa de desempleo de una economía con respecto a su media histórica se puede intuir en la fase del ciclo en que nos encontramos. En recesión, es casi imposible encontrar un puesto de trabajo y la tasa de paro es elevada.

Mientras que en épocas de expansión, en lugar de darse la pérdida de empleos se da la creación de nuevos puestos de trabajo.

Duración del ciclo económico

Los ciclos económicos no tienen una duración determinada. Sin embargo, distintos estudios estadísticos han distinguido ciclos económicos de diferente duración que se clasifican de la siguiente manera:

  • Cortos: Tienen una duración media de 40 meses y no suelen llegar a la fase de depresión. Estos ciclos también se conocen como ciclos pequeños o de Kitchin.
  • Medios: Tienen una duración media de 7 y 11 años. Estos ciclos consisten en una serie de ciclos cortos que no llegan a superarse completamente y acaban desembocando en una crisis económica.
  • Largos: Tienen una duración media de entre 47 y 60 años. Las fases son suaves y lentas y requieren mucho tiempo para llegar al auge. Sin embargo, cuando hay una recesión suele ser lenta pero desemboca casi siempre en depresiones económicas de magnitud histórica.

Tipos de ciclos económicos

Encontramos los siguientes tipos de ciclos económicos:

  • Subciclo. Se debe principalmente a la acumulación y a la desacumulación de existencias.
  • Ciclo NBER. La longitud del ciclo NBER varía entre 28 y 99 meses. En la actualidad. el NBER estima la duración de los ciclos en aproximadamente cinco años.
  • Ciclos estacionales. Son completamente influenciados por las estaciones (las ventas en navidades, el turismo en verano, los productos agrícolas en primavera, etc.)
  • Ciclo de Walter Whitman Rostow. Se basan en los trabajos sobre los ciclos económicos británicos del siglo XIX, en los cuáles se distingue entre el ciclo principal (9 años), y el ciclo secundario (5 años).

El papel del banco central y la curva de rendimientos de abono

Como hemos comentado, es imposible comprender la evolución del ciclo económico sin entender el papel que toma el Banco Central, ya que, al ostentar el monopolio del dinero, determina de manera deliberada cuál debe ser el nivel de los tipos de interés, repercutiendo sobre el incentivo de los agentes económicos y sobre el ciclo económico en última instancia.

Dada la situación monetaria que ejercen los bancos centrales, podemos observar cómo se encuentra el ciclo económico. Para conseguir esto, el mejor indicador es la curva de rendimientos del bono.

Pensemos que en un tipo de caso económico normal los tipos de interés a corto plazo serán inferiores a los tipos de interés a largo plazo. En otras palabras, la rentabilidad del bono de 1 año debería ser inferior a la rentabilidad del bono de 10 años.

Dejar un comentario


Notice: Trying to get property of non-object in /home/otraempr/public_html/wp-includes/link-template.php on line 317

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

CapitalismoModelo económico