¿Cómo definir el modelo de negocio ideal para tu empresa? 1

¿Cómo definir el modelo de negocio ideal para tu empresa?

Un emprendedor, para ser exitoso, debe pensar en la estrategia más apropiada para lanzar su producto al mercado. En una época tan competitiva como en la que estamos viviendo, la innovación y la creatividad son la clave del éxito, por lo que es fundamental saber en qué consiste un plan de negocios y cómo puedes definir cuál es la táctica que más se adapta a las necesidades de tu negocio.

¿Qué es un modelo de negocio?

Hablar de modelos de negocio implica tomar en cuenta los principales elementos que se deben implementar para garantizar la rentabilidad de un negocio. Se entiende por ello a la elaboración de un plan de acción en el que se define el tipo de producto que se va a ofrecer, el público al que va dirigido, la propuesta de valor de un negocio, las estrategias que se desean implementar y el resto de los aspectos que se vean involucrados en el proceso de emprendimiento. En otras palabras, es el paso en el que se responden las siguientes preguntas: ¿qué ofreces?, ¿cómo lo ofreces?, ¿a quién se lo ofreces? y, ¿por qué lo ofreces?

Un modelo de negocio no es algo estático, al contrario, se trata de una estructura que se va adaptando a los nuevos recursos tecnológicos, las necesidades de los clientes y a las nuevas tendencias del sector comercial, por lo que para que tu empresa pueda mantenerse en el tiempo, debes pensar en un plan de acción flexible que puedas mejorar y con el que puedas crecer en la medida en la que los niveles de exigencia aumenten.

¿Seguir los modelos más exitosos o aplicar una nueva estrategia?

Cada empresa tiene necesidades diferentes, lo que significa que no existe un modelo de negocio estándar que funcione para todos por igual. Hoy en día, se pueden evidenciar ejemplos de grandes empresas que han sabido identificar las necesidades de las personas y han lanzado propuestas con modelos de negocio que las han llevado al éxito, como es el caso de Netflix con un modelo por suscripción; Uber con una estrategia de economía compartida; o Amazon que comenzó como e-commerce y, actualmente, gracias a su expansión cuenta con un modelo de negocio diversificado.

Lo que estos modelos de negocios exitosos tienen en común es que han centrado todas sus estrategias en satisfacer a sus clientes, estableciendo mecanismos atractivos en donde las personas pueden disfrutar de productos y servicios a precios muy competitivos. Para los nuevos emprendedores, dependiendo del proyecto que tengan, pueden optar por aplicar un modelo de negocio ya existente o pensar en una nueva estrategia que se adapte más a sus necesidades. En cualquiera de los casos, la creatividad y la innovación serán los elementos fundamentales que hagan atractivo el producto o servicio que deseen lanzar al mercado.

Identifica las necesidades del público al que va dirigido tu producto

Para que un modelo de negocio funcione es importante establecer el nicho del mercado al que deseas abarcar, lo que te permitirá identificar el comportamiento de tus potenciales clientes y definir una estrategia efectiva para capturar su atención. Mientras más específico sea el sector al que deseas llegar, tendrás mejores oportunidades de conocer cuáles son los aspectos que lo definen e identificar sus necesidades. Esto será lo que te permitirá seleccionar el modelo que más se adapte al tipo de producto que deseas ofrecer y que llegue de forma eficiente a quienes puedan estar interesados en él.

El principal objetivo que se persigue con los modelos de negocio más utilizados en estos momentos es crear una relación estrecha con los clientes para conocer sus intereses, necesidades y expectativas, cuya finalidad consiste en que puedas ofrecer un producto único que te permita posicionarte entre las opciones preferidas de los consumidores. Se trata de establecer una relación de confianza en donde puedas utilizar la información de los usuarios como mecanismo para identificar los aspectos en los que debes mejorar e identificar las oportunidades de expansión.

¿Y tú? ¿Qué opinas?