factoring sin recurso

Factoring sin recurso. ¿Qué es? ¿Es interesante realmente?

¡Te lo explicamos en menos de 2 líneas!

El factoring sin recurso es una modalidad de este tipo de pago en el que tu cedes tus facturas pendientes de cobro a una entidad financiera, y esta se hace responsable del cobro, es decir tú como empresa obtienes liquidez de manera muy rápida y te olvidas de si paga o no el cliente.

¿Qué era el factoring?

El factoring consiste en un producto utilizado por las organizaciones para financiar sus costes. Estas empresas ceden las facturas de sus clientes pendientes de cobro a cambio de un interés. Aquí intervienen varios agentes:

  • Cedente: Empresa que recurre a este servicio de factoring y es quien tiene la deuda.
  • Deudor: La empresa encargada de pagar la factura.
  • Factor: Entidad financiera que ofrece servicios de factoring al cedente y este lo cobrará o del cedente en la modalidad de factoring con recurso o del deudor en la modalidad de factoring sin recurso.

¿Qué es el Crowdfactoring?

El Crowdfactoring o factoring por crowdlending es una modalidad de inversión que consiste en que inversores individuales u otras organizaciones compren estos derechos de cobro y por tanto ganen un interés por su inversión.

Dentro del factoring podemos tener como hemos visto dos modalidades, con o sin recurso:

¿Qué diferencia hay entre factoring con recurso y sin recurso?

La diferencia está en el riesgo de impago. Mientras que con factoring sin recurso es el deudor el que tiene que asegurarse de que cobra la cantidad debida (Tú como empresa te desentiendes), en el factoring con recurso te haces responsable del pago de la deuda.

¿Cómo se contabiliza contablemente un factoring sin recurso?

Si quieres contabilizar un factoring sin recurso, aquí tendrás que tener en cuenta que es un deudor que su deuda está saldada, por lo que esto implica la baja de este en el balance, también tienes que comprobar si tienes algún importe retenido. Si se produciese el impago esto se debería contabilizar en la “Pérdida de retención en la formalización por la entidad de Factoring”.

Ejemplo de un factoring sin recurso

Antonio tiene una fabrica, pero tiene un problema, necesita 10.000€ para comprar material al proveedor y ahora mismo no le llega con lo que tiene en efectivo ya que tiene algunas facturas impagadas de otros clientes: 8.000€ que le debe el último cliente y 3.000€ otro que le encargó un pedido hace unos meses.

Para poder hacer frente al pago del proveedor y poder atender el pedido, Antonio decide acudir a su banco y realizar un servicio de factoring sin recurso, el solicita al banco que le de una parte de esos 12.000€ (8.000+3.000) y el se olvida de cobrar las facturas.

En este caso Antonio actúa como «cedente» mientras que el «deudor» serían los clientes impagados de Antonio y el «factor» sería el banco que le anticipa el dinero.

¿Qué limitaciones tiene el factoring sin recurso?

El factoring sin recurso tiene algunas limitaciones que dependerán fundamentalmente de la entidad que realice este servicio, pero en línea general podemos decir que hay límites en:

  • Límite en las operaciones de la empresa «cedente»
  • El deudor sabe que se ha cambiado el destinatario del pago y que ahora está en manos del factor.
  • Es importante siempre dejar constancia de que el factoring sea «sin recurso» para no asumir los riesgos de impago.
  • No hay limitación en las empresas para realizar factoring mientras la factura sea correcta.

La diferencia entre el factoring sin recurso y con recurso es bastante notable ya que con el factoring sin recurso estamos evitando el riesgo de impago por la empresa deudora (El que paga), nos olvidamos de esto a cambio de una comisión un poco más alta, y además se elimina el activo de la cuenta de clientes contablemente. Otra ventaja adicional es que a diferencia de los préstamos, la empresa que ofrece el servicio de factoring no se centra tanto en el historial financiero ni en el flujo de caja de tu empresa. (Además el riesgo no es computable en el CIRBE)

Ventajas fiscales del factoring sin recurso

En este procedimiento encontramos algunas ventajas fiscales que hacen de este procedimiento más interesante todavía. Destacamos:

  • Los gastos financieros derivados se pueden incluir en el impuesto de sociedades (Según legislación aplicable)
  • No es necesario el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados para la realización de este trámite.
  • La empresa puede deducirse el IVA cargado en la operación de factoring (IVA Soportado)

¿Cómo puedo realizar un factoring sin recurso?

Debido a este riesgo de impago son muchas las empresas que han dejado de ofertar este servicio, no obstante encontramos a algunas en las que podrás informarte para comprobar si aceptan la operación y qué tipo de interés te aplican.

Aquí hay que tener en cuenta que estas entidades pueden llegar a aplicar hasta el 3% del importe de la factura en concepto de interés, debido a los riesgos de morosidad.

  • MyTripleA. Ellos te facilitarán el proceso para realizar un factoring sin recurso y se encargarán del cobro de todas estas facturas.
  • Ficomsa. Qué también se especializa en el descuento de pagarés.
  • Novicap. Especializados en financiación para empresas.
  • Financlick. Especializados en financiación para empresas.

Si dudabas en si usar o no este método de financiación para tu empresa te recomendamos que al menos solicites presupuestos para que estudien tu caso.

Ahora queremos saber de ti. ¿Has realizado alguna vez un factoring sin recurso en tu empresa? ¿Qué comisión te aplicaron? ¿Qué tal ha sido la experiencia?

¿Y tú? ¿Qué opinas?