Social Media para emprendedores: De 0 a 100

¿Eres una persona normal que no estás familiarizado del todo con las redes sociales y quieres aprender a llevarlas? ¡Tenemos la solución! Al final del post serás todo un experto en la creación y optimización del social media.

Optimización del perfil

El error más común que se suele cometer en la gestión de las redes sociales es tener un perfil mal optimizado. Pero, ¿Qué entendemos por optimización? ¿Cómo tiene que estar optimizado?

Nombre del perfil

Lo primero es el nombre. El nombre de nuestro perfil tiene que ser sencillo, fácil de memorizar y relacionado con los contenidos que ofreces. Así facilitaremos que se acuerden de nosotros y compartan más nuestros contenidos.

Relacionado con esto, un error muy común es poner números en nuestro perfil, evita esto, e intenta en su lugar poner una palabra clave para tí o cualquier cosa, pero no números.

¿Qué es más fácil recordar para ti un perfil que se llame “Juan12EmpresaProd” o “JuanProductividad”? Creo entonces que te ha quedado claro ????

Imágenes en las redes sociales

Otro error relacionado con la optimización de nuestro perfil en las redes sociales son las imágenes, no cuesta nada preguntarle a Google cuales son las medidas que debemos usar para las imágenes de perfil y encabezado en las redes sociales, y hacer una imagen con esas dimensiones.

Si no te manejas con el Photoshop, puedes pedir a algún amigo que te haga una imagen chula, y sino… siempre puedes buscar imágenes con esas dimensiones también en Google, basta con poner “Imágenes de perfil de Facebook” o “Encabezados de Twitter” ¡Y listo!

Otro error muy común en la publicación de contenidos, es cuando publicamos alguna imagen, que esta no tenga las medidas correctas. Cada red social tiene un tamaño perfecto para poner las imágenes.

Optimiza tus imágenes para este tamaño ¡Y verás que subidón tendrás en tus seguidores!

Cada red social tiene su estilo

Aquí se tienen que entender dos aspectos, primero que cada red social tiene su personalidad que la hace única, y que por tanto, hay que adaptar el mensaje a cada una.

  • Twitter se basa en la brevedad, cuánto más breve seas, mejor, si puedes poner 70 caracteres en vez de 120, mejor.
  • Mientras que Facebook o LinkedIn deberías hacer contenidos un poco más largos, aparte de para demostrar que sabes del tema que hablas (Esto en lenguaje técnico se llama demostrar tu expertise) para también dar más valor a tu audiencia.

Segmenta y vencerás

En base a esto, también hay que entender que cada red social tiene un público, y por tanto el estilo de comunicación tiene que ser diferente.

Si quieres ser gracioso, deberás hacerlo en Twitter, y en Facebook, pero ni se te ocurra hacerlo en LinkedIn, porque entonces estarás desprestijiándote y quedando como un payaso, y esa no es la impresión que queremos dar ¿No crees?

  • ​LinkedIn será la red perfecta para relacionarte con otros profesionales de tu sector, y si te dedicas al mundo profesional, vender tus servicios.
  • En Facebook deberás aprovechar al máximo las posibilidades que te da, como intentar provocar emociones (Ya sabes, los nuevos emoticono de Face en los que te deja mostrar enfado, ira, alegría…)
  • En Twitter deberás hacer mensajes cortos, directos, concisos y que aporten valor, y si pueden ir acompañados de imágenes, mejor, más RT’s y Me gusta tendrás.
  • Si puedes poner fotos de tus productos o servicios, te recomendamos estar en Instagram, basta con subir periódicamente fotos chulas, o de tus clientes, sin apenas texto, simplemente la foto acompañado de algunos hashtags (Los #Palabraquequieras)

No uses servicios para publicar mensajes en todas las redes

Hay muchos servicios web y apps que te permiten publicar el mismo texto en LinkedIn, Facebook y Twitter a la vez. Pero esto no es efectivo, porque no estamos respetando la regla que acabamos de ver, por tanto, te recomendamos que huyas de estos servicios.

O bien los uses para programar mensajes automatizados para toda la semana pero personalices el mensaje para cada red social.

Esto incluye no usar hashtags en LinkedIn, pero si en Facebook y Twitter, mencionar en Twitter con el “@“ pero en Facebook escribiendo el nombre…

Recuerda...

Segmentar por redes sociales, tanto la manera de decir las cosas como las imágenes y la estrategia y desarrollo de cada una. ¡Y elige como máximo 3!

No tener una estrategia bien definida

Cualquier persona puede llevar las Redes Sociales

A priori se puede pensar que es muy fácil llevar las redes sociales de la empresa, después de todo ¿Quién no tiene algún perfil de Facebook o Twitter? Desde luego muy poca gente…

Por ello se tiende a pensar que no hay que estar muy formado para gestionar correctamente las redes sociales, pero esto es un concepto erróneo, porque 

  • Primero, la mayoría de los perfiles no están optimizados.
  • Segundo, es importante hacer una buena gestión de las opiniones negativas (Más adelante lo veremos en profundidad).
  • Tercero, hay que aportar valor, y esto incluye leer antes todo lo que vamos a compartir (Exacto, se acabo el dar RT a un título sugerente sin leer el contenido)
  • Cuarto, hay que cuidar el contenido, no es lo mismo publicar en tu perfil que en nombre de tu empresa.
  • Y quinto, hay que crear comunidad, fomentar la participación, incrementar los “Me gusta”, “+1”, “Compartir” Y lo próximo que se inventen los señores de Facebook, Google, Twitter…

Todo esto, generalmente no todo el mundo lo hace en sus redes sociales personales, y estos errores, se extrapola a las páginas de empresa en redes sociales.

Diferencia entre un Community manager y un Social Media Manager

¿Pensabas que era lo mismo? Ya te vale… Aunque para eso estamos aquí, para que seas un experto en redes sociales!!

Un social media manager es el encargado de planificar los contenidos que la empresa va a publicar en sus redes sociales, elaborar la estrategia a seguir, estudiar a la competencia, establecer objetivos, ver si se cumplen, y sino se cumplen porque… Aparte de medir los resultados de las redes sociales en la estrategia corporativa de la empresa.

Mientas que el community manager es el encargado de ejecutar estas acciones definidas por el social media manager, hacer crecer la comunidad, contestar los mensajes del público…

Es decir el social media manager establece el calendario editorial, el lunes tendrá que haber dos twits del blog, el martes un mensaje gracioso en Twitter, el miércoles un mensaje de buena mañana…

Y el community manager ejecuta esto intentando sacarle el máximo partido, y amplificarlo lo máximo posible.

En empresas pequeñas es posible fusionar estas dos figuras en una sola persona, y nuestro reto como gerentes consiste en intentar que las dos facetas estén equilibradas.

Competencia en Redes Sociales

¡Ahora vamos a ver a nuestros competidores!

Siéntate, hazte un café, coge un ordenador, y haz un listado de tus principales competidores ¿Ya los tienes? Vale, ahora simplemente vamos a analizar sus redes sociales y la estrategia que ellos usan.

No hay que estar en todas las redes sociales

Esto lo comentamos en otro artículo de nuestra web (Si te lo perdiste aquí lo podrás encontrar). Pero ahora hay que localizarse en la competencia.

Para empezar, seguramente si los competidores son grandes estén en muchas redes sociales. ¿Nuestro consejo? No estés en más de 3 redes.

Ahora tienes mucha ilusión en empezar a compartir contenidos en redes y ser el más guay, pero al final hay que ir a lo práctico, y tener 10 cuentas de redes sociales, y llevarlas todas bien es realmente complicado si no cuentas con los recursos necesarios.

Por tanto, mira en que redes están tus principales competidores, y analiza en cuáles les va mejor (¿Cómo? Simplemente mirando el engagement, en castellano, las interacciones con la gente)

Elige las 3 redes sociales que mejor vengan a tu negocio y ¡A compartir contenidos! 😉

¿En qué mercado estás?

Este punto anterior no te será muy difícil si tienes un listado de tus competidores. ¿Porque? Muy fácil, en cada mercado predominan unas redes sociales, en algunos verás que la mayoría de empresas están en LinkedIN y en Facebook no por ejemplo, pues bien, aquí te están dando pistas acerca de cuales son las redes en las que debes estar.

Error: No estudiar la estrategia de tus competidores

Si has hecho caso a lo que te hemos dicho antes, ahora tendrás un listado de tus principales competidores delante tuya (¿Porque lo has hecho verdad?) Vale, perfecto, entonces ahora tendrás que analizar la estrategia que siguen.

Deberás fijarte en el tipo de contenido que comparten:

  • ¿Es contenido suyo o de terceros mayoritariamente?
  • ¿Que proporción de contenidos suyos publican respecto a contenidos de otros?
  • ¿Hacen preguntas a su audiencia?
  • ¿Tienen muchos comentarios?
  • ¿Se dedican solo a poner sus productos o servicios?
  • ¿Tienen blog corporativo donde comparten contenido?

Estas son algunas de las cosas en las que te tendrás que fijar si quieres destacar frente a ellos.

Comparte su contenido

No pasa nada si compartes contenido de tu competencia!! Al revés, tu público objetivo (Recuerda, todos aquellos clientes potenciales) te lo agradecerá, tu eres el que los has referenciado.

Si la competencia hace un artículo muy bueno acerca de alguna temática que crees que le gustará tener a tu audiencia, ¡Compártelo! De esta manera también conseguirás que la competencia comparta tu contenido.

¡No hay que intentar esconder nada! Al fin y al cabo si su contenido es bueno lo acabarán viendo igualmente.

Recuerda...

Estudia la estrategia que está siguiendo tu competencia en sus redes sociales, en cuáles esta, que hace en cada una... Y si tiene artículos interesantes para tu público objetivo... ¡Compártelos!

Publicación en Redes Sociales

Ahora vamos a hablar de otro de los pilares básicos en lo que a gestión de redes sociales se refiere, Vamos a centrarnos en todo lo que debes saber acerca de publicar artículos en tus redes sociales. Empecemos por algunos errores muy básicos:

Publicar demasiado contenidos propios

Sí, se que si tienes redes sociales, querrás publicar muchos artículos propios y productos de tu tienda, lo que se conoce por autobombo básicamente…

Pues bien… No es que esté mal ya que para eso están las redes sociales, para traer a gente a tu página web, pero no hay que pasarse.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

No publicar nada o muy poco

Otro error muy común es publicar muy muy poco. Si hacemos esto damos una sensación de que publicamos cosas cuando queremos que la gente entre en nuestra página, pues bien, esto no se debería hacer así.

Seguro que en tu Facebook o en tu Twitter ves a cuentas de empresas que publican algo diariamente ¿Ves como te acuerdas de quienes son? Exactamente a eso me refiero…

Estudiar el horario para publicar

Hay que tener en cuenta que horario es el mejor para publicar en cada red social, para ello nos remitimos a las estadísticas.

El mejor horario para twittear es por ejemplo a las 5 de la tarde y a las 12 del medio día. Mientras que para publicar en Facebook es entre las 9 de la mañana y las 7 de la tarde.

Si quieres información más concreta sobre esto, puedes visitar el artículo de Jose Facchin.

No obstante, lo mejor es probar, prueba cada día con contenidos similares a diferentes horas, y observa en que horas tienes más interacciones.

Repite la prueba en algunas semanas aleatoriamente durante un par de meses, y tendrás unas buenas conclusiones. A veces lo más sencillo es lo más efectivo…

Comentarios negativos en tu perfil

Aunque seas la empresa más perfecta del mundo, vas a tener comentarios negativos… Siento que seamos nosotros los que te lo digamos, pero es así.

La clave está en saber gestionar estas incidencias para fidelizar a los clientes. ¡Las reclamaciones son grandes oportunidades de fidelización!

Entonces, teniendo esto en cuenta, deberías saber que una opinión negativa es oro puro para tu negocio, te permitirá saber donde flojeas para mejorarlo y ser mejor que tu competencia.

Así que gestiona bien las opiniones negativas, si puede ser no las borres como hacen la mayoría de empresas, escucha al cliente e intenta que se quede lo más satisfecho posible. Esto también es un ejercicio muy bueno de transparencia.

Pero también hay que tener en cuenta que hay comentarios carentes de sentido y quejas no fundamentadas. Si se da este caso, lo mejor es bloquear y eliminar al usuario.

Recuerda...

Los comentarios negativos no siempre hay que borrarlos, si son de mala calidad si, pero sino no, porque te aportan conocimiento de negocio aparte de otros beneficios...

​Otro punto muy importante de los comentarios negativos es que cuando realizas una publicidad de Facebook o de Twitter y te comentan, ya sean comentarios positivos o negativos, tenemos la posibilidad de continuar la conversación y de esta manera bajar el coste del anuncio.

¿Que te ha parecido esta super guía de consejos de Social Media? ¿No cometerás ahora ninguno de estos errores verdad?

Seguro que no, te deseo suerte en la gestión de tus redes sociales y que seas capaz de explotarlas al máximo y sacar todo su potencial. 


Social Media para emprendedores: De 0 a 100
¿Nos valoras?

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Necesitamos que aceptes las cookies para poder mostrarte nuestro contenido. Quiero saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar