¿Cómo estar motivado en el trabajo?

En este artículo vamos a hablar sobre la motivación laboral desde varias maneras, por un lado hablaremos acerca cómo estar más motivado en tu trabajo, después veremos como puedes motivar a tus trabajadores o a tu equipo y por último nos centraremos en como aumentar tu motivación como emprendedor:

​¿Cómo estar motivado y rendir más en el trabajo?

En este artículo te vamos a dar las claves para que estés motivado en tu trabajo y rindas más en los momentos en los que cuesta más seguir:

Deja de quejarte

Puede parecer una obviedad pero los expertos coinciden en que este es una de las claves para ser feliz. La mejor manera de ganarle la batalla a la frustración es dejar de pensar constantemente en lo que te gustaría tener y no tienes.

Cierto grado de ambición es bueno pero con control, para no caer en la insatisfacción.

¿Cambios? Bienvenidos sean

Recuerda siempre esto: los cambios nos ayudan a aprender y a seguir avanzando. Es posible que durante tu trayectoria profesional tengas que lidiar con situaciones que no esperabas; lo mejor ante eso es mostrarse abierto y receptivo ante todo lo bueno que puede traer lo nuevo.

Es un error asustarse ante los cambio y dejarnos vencer por la incertidumbre que provocan.

Cuida la relación con tus compañeros

Gozar de un buen ambiente en el trabajo es uno de los factores que más inciden sobre el bienestar de los empleados. Procura dedicar algo de tiempo a conocer a la gente con la que trabajas, aprender sus nombres y saber algo más de ellos.

No solo puedes encontrar personas con valores y formas de ver la vida similares a los tuyos sino también, mejorarás en entorno laboral y la dinámica de equipo.

Crea tu espacio

Pasamos muchas horas en la oficina y por eso es importante sentirnos cómodos. Convierte tu rincón de trabajo ​en un lugar agradable, que invite a la concentración.

Puedes incluir algún detalle más personal como fotografías o frases motivacionales que recuerden donde quieres llegar en tu carrera. De esta forma, te costará menos abordar las tareas diarias.

Estar motivado es una cuestión de actitud.

Premia tus logros

Ya está bien de echarte cosas en cara. La responsabilidad obliga a asumir posibles errores cuando los hay pero debemos ser justos.

Si haces las cosas correctamente también debes reconocértelo y recompensar tu trabajo. Darse un capricho que refuerce los éxitos conseguidos resulta fundamental para continuar avanzando hacia otros logros mayores.

Se más optimista

La buena disposición se contagia así que, rodéate de personas positivas, vitales y entusiastas. Te garantizamos que mejorará tu estado de ánimo y la manera de enfrentarte a la jornada laboral.

¿Cómo motivar a tus empleados?

Con las influencias globales en crecimiento, las compañías no piensan en la idea abstracta de lealtad como algo aislado, que se pueda comprar, porque depende de otros factores.

Por supuesto, sigue habiendo mucha gente que piensa que pagando cumplimos con los estándares de motivación, pero siendo honestos con nosotros mismos, el salario solo puede motivarnos aún más.

¿Cómo de motivado te sentirías ganando seis veces más en un trabajo que cada día te lleva al punto de máximo cansancio, en unas oficinas que se caen a trozos, rodeado de personas que te tienen rencor y con un jefe que no invierte nada de tiempo, esfuerzo ni aprecio en ti? El dinero no lo es todo, ni es el fin de todo.

Con lo anterior en mente, aquí hay cinco maneras con las que puedes motivar a tus trabajadores:

Un camino hacia el progreso

No es suficiente con enviar trabajadores a formaciones constantemente.

Un factor de motivación es ser claro a la hora de mostrarles el camino para progresar y promocionar en la compañía.

Asegúrate de que regularmente (lo ideal es dos veces al año) tener reuniones para discutir las ambiciones y las perspectivas de promoción de tus empleados sobre la empresa.

Si sus aspiraciones no pueden ser satisfechas (debido a una falta de recursos financieros o porque no hay una posición abierta) puedes optar por la alternativa de darle a ese empleado mayor autonomía o transmitirle la importancia del gran compromiso.

Reconocimiento

Los trabajadores deben estar formados y pagados como es debido por su contribución y logros.

Formación y desarrollo

Mediante la formación estás mostrando a tus empleados que son importantes para la empresa y también tienen un lugar a largo plazo en su cargo o uno mayor. ¿Qué motiva más que entrenarte y formarte para ser la mejor versión de ti mismo?

Lo primero que te recomiendo es que organices una auditoría para determinar qué habilidades quieres entrenar o mejorar para cada empleado. Cada trabajador se sentirá más apreciado y motivado con una sencilla organización personal para cada uno.

Autonomía y responsabilidad

Es importante que tus empleados sepan dónde están en la empresa y qué parte del engranaje son ellos: tú puedes contribuir a que esta sensación aumente dándoles tareas más importantes y mayor responsabilidad.

Dando mayor autonomía y reconocimiento aumentarás la fidelidad y el protagonismo de los trabajadores en tu compañía.

Por supuesto, para que la autonomía se desarrolle correctamente tus trabajadores deben ser libres de poder compartir sus ideas y opiniones cuando sea necesario, sin miedo, sin ser ignorados o que puedan retroceder en su carrera.

Dales pie a que compartan sus ideas, y además, piensa que de ahí puedes sacar grandes conclusiones.

¿Cómo tener motivado a tu equipo?

Si por el contrario no diriges una empresa sino que tienes a tu cargo a un grupo de personas que necesitas tener motivadas, aquí van algunos consejos:

Transmite las metas a alcanzar

Lo principal para que tu equipo esté motivado es que sepan que, tras el esfuerzo diario, podrán alcanzar beneficios.

Explícales cuáles son tus objetivos y cómo pretendes conseguirlos. Intenta hacer que cada uno busque en ellos un punto donde apoyarse para realizar su trabajo.

Si los trabajadores se vinculan con los objetivos de la empresa el rendimiento será mejor.

Propón retos

Evita que el trabajo en tu empresa sea monótono y tus empleados caigan en la rutina. Esto hará que se relajen y se limiten a hacer su trabajo sin más.

Una forma de combatir esta actitud es delegar responsabilidades en ellos y proponerles nuevas ideas para que desarrollen su lado más creativo y se impliquen con lo que hacen.

Abre bien los oídos

Un buen líder tiene que saber escuchar a sus trabajadores y apostar por sus proyectos.

Es una forma de hacer que tu equipo vea en ti una figura imprescindible a la que acudir para pedir consejo o para defender sus ideas sin miedo a ser rechazadas sin argumentos. Es un incentivo para que su cabeza siga activa en base a la empresa.

Mantenlos informados

Si quieres que tus empleados se sientan parte del negocio y estén motivados empieza por hacerlos partícipes de cada uno de los movimientos de la empresa.

Comenta con ellos las novedades del mercado así como los logros conseguidos. Seguirán por el camino del éxito si les tiene en cuenta.

¿Qué les motiva?

Cuando un profesional se siente identificado con la empresa y con la metodología del negocio al que pertenece su compromiso será mayor.

Debes contar con un equipo que realmente quiera aprender más sobre el sector y tenga expectativas de futuro relacionadas con tu empresa. Aprovecharán más sus días que cualquier otro.

Ofrece oportunidades de crecimiento

Deja siempre la puerta abierta ante tus empleados en base oportunidades de crecer laboralmente. Si hay posibilidades reales de aumentar su puesto de trabajo, el esfuerzo será mayor y tendrán más iniciativas que favorecerán a la empresa.

Valora cada una de sus habilidades.

Potencia sus virtudes

Tienes que ser astuto y conocer a fondo cuáles son los puntos fuertes de cada uno de tus empleados. Una forma de masificar resultados y tener un equipo competente día a día es aprovechar las cualidades de cada uno de ellos.

Si eres bueno en algo, te gusta que otros lo reconozcan y sepan apreciar esta destreza. Organiza el trabajo en función del potencial de cada empleado y su motivación crecerá.

Ajusta los salarios

Es cierto que todo lo anterior tendrá resultados positivos siempre y cuando se adapte al sueldo de cada uno de tus empleados.

Por ello, es importante que revises cuál es la situación del mercado y fijes un salario equitativo en función de la categoría del trabajo y el rendimiento posterior. Si el bolsillo está lleno, es más fácil que la motivación aflore.

3 beneficios de mantener motivados a los trabajadores

Compromiso y rendimiento

Uno los principales beneficios de mantener a los empleados motivados es el compromiso por parte del trabajador que incluso puede aumentar sus ganas de asumir nuevas responsabilidades.

Sin duda, un trabajador que se sienta valorado en la empresa se sentirá más implicado y tendrá más ganas de aportar.

Mejor imagen empresarial

Por supuesto, mantener a los trabajadores motivados también beneficiará a la imagen de la empresa.

Esta mejora de la imagen de la empresa puede influir a la hora de atraer nuevos talentos y empleados valiosos.

Mayor competitividad

Por supuesto, hay que tener en cuenta que una empresa en la que los empleados rinden más es mucho más competitiva que otras que tienen trabajadores desmotivados.

Además, también hay que valorar el hecho de que los trabajadores que se sientan valorados no tendrán los mismos problemas que suelen tener los que están desmotivados, es decir, enfermedades laborales, accidentes en el trabajo, impuntualidad, mala relación con los compañeros…

¿Cómo motivarse a uno mismo?

Posiblemente si trabajas solo, o eres autónomo vas a necesitar automotivarte, así que no te preocupes porque también tenemos consejos para tí:

No olvides nunca pensar en positivo

Ten en cuenta que tus pensamientos van a influir decisivamente en cómo afrontar cada paso que das.

Si afrontas el día a día con una visión positiva de las cosas, serás capaz de avanzar hacia tus metas. Si, por el contrario, eres una persona negativa a la que todo le parece imposible, no harás nada para mejorar.

Nunca subestimes el poder que tiene el pensamiento positivo cuando estás tratando de motivarte.

Visualiza el resultado que buscas

Visualiza mentalmente el resultado que deseas alcanzar durante varios minutos y con muchos detalles. Simplemente cierra los ojos y disfruta imaginando cómo percibes el momento de éxito y satisfacción en aquello que te has propuesto.

Cuanto más y mejor sepas imaginar ese momento, más motivado te mantendrás y durante más tiempo. Si practicas esta imagen mental durante cinco minutos al día, tu éxito estará más cerca.

Busca la competitividad sana

A todos nos gusta la competición sana, sobre todo cuando nos rodeamos de personas que nos hacen sentir bien. Esta predisposición a la competencia puede sernos muy útil para incentivarnos a luchar por nuestros objetivos.

Si conoces a un familiar, un amigo o un compañero de trabajo que tiene unas metas parecidas a las tuyas, puedes “reclutarle” para tener una sana competencia que pueda ayudaros a ambos.

Semana tras semana, podéis poneros al día de quién ha logrado correr más kilómetros, fumar menos cigarrillos, conseguir más ventas, hacer más flexiones, etcétera.

De todos modos, esto debe ser un incentivo, no un lastre: tus metas deben estar ponderadas y deben ser equitativas respecto a la otra persona.

Por ejemplo, sería absurdo que alguien que empieza a correr se comparara con un corredor profesional. La clave no es compararse constantemente sino apoyarse en el otro para seguir avanzando, y que cada uno vaya logrando sus propias metas.

Es importante un buen coach

Cuando persigues un sueño, es probable que otras personas ya lo hayan conseguido antes que tú. Contar con el apoyo de una persona con una larga experiencia puede ser clave para que te explique algunos trucos y reflexiones para que puedas lograr lo que te propones.

También puedes buscar cursos o seminarios de personas que hablen sobre aquello que te interesa. No conviene despreciar el conocimiento que pueden aportarte otras personas. En nuestra sociedad, ya casi todo está inventado.

Sin embargo hay pocas personas que tengan la capacidad para innovar y buscar nuevas formas de resolver problemas. Si eres capaz de empaparte de mucho conocimiento proveniente de distintas fuentes, es probable que puedas motivarte y seguir por el buen camino.

Busca inspiración en las cosas del día a día

La clave para motivarse es ser una persona abierta al mundo y encontrar inspiración en los pequeños detalles cotidianos. La inspiración puedes encontrarla en casi cualquier cosa.

Elabora un diario personal con tus logros

Si eres una persona poco metódica, este truco puede resultarte muy útil. Una de las claves para motivarnos a lograr un objetivo es tomar conciencia de los progresos que vamos dando en el corto plazo.

Así, percibimos que nuestros esfuerzos están dando sus frutos y por tanto es más probable que sigamos adelante. Es bueno fragmentar tu trabajo en distintas mini-metas que supongan un aliciente para seguir batallando.

Si te gusta escribir, una buena manera de controlar tus progresos es redactar un pequeño diario en que expliques qué has hecho durante el día y cuáles han sido tus progresos. De este modo podrás ver cuánto te falta para alcanzar tu objetivo.

También es interesante que anotes tanto lo positivo (avances, buenas sensaciones, etc) como lo negativo (errores que has cometido, ideas para mejorar)... Te recomendamos que seas rígido y actualices tu diario cada día a la misma hora.

Un día puedes fallar pero no dos

Los seres humanos somos profundamente imperfectos. Si un día no conseguimos avanzar nada, debemos relativizarlo. Todos tenemos un mal día en que la pereza nos paraliza. Sin embargo la máxima regla, la regla de oro es la siguiente: puedes fallar un día, pero no dos días.

Si el día anterior no lograste sentirte motivado para llevar a cabo las acciones cotidianas que te acercan al objetivo, el segundo día es clave. No te permitas que ese segundo día también te boicotee la pereza o cualquier otra excusa.

No puedes perder dos días seguidos porque entonces estarías labrando un precedente mental que justifique tu holgazanería futura.

Prepárate para los momentos de bajón

A lo largo de un largo camino, puede que pases por momentos buenos y momentos malos. En estos momentos en que no nos salen las cosas como desearíamos, puede venirnos a la cabeza ciertos pensamientos derrotistas y la urgencia irrefrenable de abandonar el barco.

No tengas miedo cuando estos pensamientos te aborden, ya que es completamente natural que de vez en cuando surjan y te inviten a dejar de luchar. Si eres consciente de ellos, puedes gestionarlos para que no te afecten. Por cada momento de bajón que experimentes, ten pensado un motivo de peso para seguir luchando.

Ahondemos en el punto anterior. Si conoces tus motivos que te empujan a seguir tirando del carro y esforzándote cada día, tienes mucho ganado. Es el antídoto perfecto para las excusas, la pereza y los secuestros mentales.

Muchas personas se motivan pensando en sus seres queridos. Otras personas lo enfocan desde un sentido más individual o por la gran motivación intrínseca que sienten hacia esa actividad que practican.

Sea como sea, es bueno que escribas en un papel cuáles son tus motivaciones, de esta manera podrás recordarlo en tus momentos menos productivos.

¿Conoces tu verdadera pasión?

Cuando disfrutamos con una actividad conseguimos tener un flow que nos permite rendir al máximo de forma que hasta que perdemos la noción del tiempo.

Cuando conseguimos descubrir qué nos apasiona y tenemos la suerte de podernos dedicar a ello, nuestra motivación intrínseca nos permitirá afrontar la tarea y el día a día de un modo realmente efectivo.

Si, de manera contraria, no nos agrada aquello a lo que nos dedicamos y por tanto no contamos con una buena dosis de motivación intrínseca, solo podremos estar motivados gracias a la motivación extrínseca, es decir, si tenemos incentivos (económicos o de otro tipo) para seguir adelante.

Dejar un comentario


Notice: Trying to get property of non-object in /home/otraempr/public_html/wp-includes/link-template.php on line 317

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

Trabajo en equipo¿Cómo estar motivado en el trabajo? 1